Pollo a la burgalesa

Ponga al horno, a temperatura mediana, dos pimientos verdes, embadurnados con aceite, y una cabeza de ajo, cuyos dientes habrá Ud. separado un poco, regándola con un hilo de aceite.

Luego de unos 10 minutos retire los pimientos y el ajo.

Pele los pimientos, cuya piel debiera salir ahora fácilmente (para lograrlo envuélvalos en un paño y restriéguelos) y córtelos en tiras delgadas después de limpiarlos de pepas.

Pele los dientes de ajo y pártalos por mitades a lo largo.

En una olla, ojalá de greda, ponga seis cucharadas de aceite de oliva y un pollo trozado y aliñado con sal, y agregue pimientos y ajos.

Ponga la olla a fuego lento, y mientras, maje en un mortero algo de tomillo seco, pimienta en grano, unas hebras de azafrán y un poco de sal gruesa.

Cuando esto esté bien majado, agregue al mortero una cucharada de aceite y una de vinagre.

Revuelva y vierta sobre el pollo.

Éste debe cocerse con poco o nada de agua: así queda más sabroso.

Vigile la olla para que el pollo no se pegue.

Sirva con papas fritas.

Un comentario sobre “Pollo a la burgalesa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s