Queen of Puddings

Los platos más destacados del firmamento gastronómico inglés. Y me voy con un dulce sabor de boca.

La cocina de los ingleses no es particularmente conocida por sus dulces. Es raro, porque es en los postres en donde el saber culinario de este pueblo muestra una variedad y una riqueza ausentes por completo en su repertorio de platos principales.

Suelen ser recetas poco sofisticadas, pero al revés que en otros platos, los ingleses realmente han dado el clavo en los postres, encontrando la manera de sacarle el mayor partido a los ingredientes y las preparaciones más sencillas.

Es interesante mencionar algo de vocabulario. La palabra pudding se suele utilizar para referirse a los postres densos y cremosos. Los sponge cakes son los típicos bizcochos, secos y esponjosos. Pie se usa para los pasteles como el de manzana, hechos con un relleno cubierto de masa quebrada u hojaldre.

Cake suele usarse para los pasteles más historiados, con rellenos de crema, coberturas de merengue y demás sofisticaciones. A estos se unen la serie interminable de vocablos de origen principalmente francés, que se utilizan principalmente para referirse a las especialidades traídas de otros países: gateaux, tortes, profiteroles, etc.

Algo chocante de los postres ingleses es que no se suelen tomar fríos, sino templados o incluso calientes. Un acompañamiento muy habitual son las natillas (custard), que se suele echar calientes sobre el pudding o cake. Otras veces se suele emplear crema butterscotch , nata o helado.

Queen of Puddings

Este postre es algo sobrenaturalmente delicioso.

Está hecho con un bizcocho cremoso embadurnado de mermelada y coronado con merengue

Caliente 400 ml de leche cremosa con 30 gramos de mantequilla y la ralladura de medio limón.

Bata 2 yemas con 30 gramos de azúcar y vierta esto sobre la leche no muy caliente, revolviendo bien.

Agregue esto, una vez que la leche se ha perfumado con el limón, a través de un cedazo a un bol donde habrá, bien desmenuzados, 90 gramos de migas de pan de molde sin corteza, mezcle bien, y vacie todo a un molde enmantequillado de vidrio, que pueda ir al horno, de 1 litro de capacidad.

Deje reposar unos 15 minutos.

Luego, hornee a fuego moderado unos 30 minutos, hasta que esté ligeramente cuajado.

Retire en ese momento del horno.

Caliente 2 cucharadas de mermelada de frutilla y espárzala sobre el pudding.

Bata a nieve 2 claras y agrégueles 30 gramos de azúcar; bata de nuevo y añada con cuidado otros 30 gramos de azúcar.

Cubra con esto el pudding y vuelva el molde al horno por unos 20 minutos más, hasta que el merengue esté ligeramente dorado.

Sirva a temperatura ambiente.

Un comentario sobre “Queen of Puddings

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s