Chocolate a Morir

Torta Sacher

  • 1 taza de manteca pomada ( 200 gramos ) mantequilla
  • 60 gr. de azúcar flor( impalpable,  glas, lustre, pulverizada )
  • 6 yemas
  • 200 gr. de chocolate semiamargo
  • 1 taza de harina
  • ¼ taza de almidón de máiz
  • ½ cdita de bicarbonato
  • 3 cditas de polvo de hornear
  • 1 cdita de café soluble
  • ½ cdita de canela
  • ¼ taza de cacao amargo
  • 6 claras
  • 60 gr. de azúcar flor
  • ½ taza de almendras ( 50 gr. procesadas)

Para rellenar y bañar

  • mermelada de damasco
  • ¼ taza de leche
  • 200 gr. de chocolate cobertura
  • 50 gr. de mantequilla
  1. Poner el chocolate en un recipiente y cubrirlo con agua caliente.
  2. Tapar el recipiente y dejarlo en descanso sin tocar.
  3. Aparte, batir la manteca hasta que quede blanca y cremosa.
  4. Agregar el azúcar y continuar batiendo hasta que esté incorporada.
    Mezclar aparte las yemas e incorporarlas de a poco durante el batido.
  5. Retirar de la batidora.
    Volcar el agua caliente del chocolate y agregar el chocolate blando a la preparación anterior.
    Mezclar hasta integrarlo.
  6. Cernir todos los ingredientes secos, la harina, el almidón, el bicarbonato, el polvo de hornear, el café, la canela y el cacao.
  7. Batir las claras con el azúcar impalpable hasta merengue firme.
    Agregar la mitad del merengue a la preparación anterior, mezclando bien hasta incorporalo.
  8. Añadir los ingredientes secos, las almendras molidas y por último el resto del merengue en forma lenta y envolvente.
  9. Se emplea para cocinarlas dos torteras de 26cm. de diámetro.
    No se enmanteca el molde solo se forra el fondo con papel blanco.
  10. Se vuelca la preparación en las dos torteras y se lleva a cocinar a un horno bajo ( 150º a 160º ) durante 30 a 35 minutos aprox. o hasta que las tortas estén cocidas.
    Se retiran y se enfrian sobre rejilla.
  11. Se unen con la mermelada de damasco previamente calentada un poco para facilitar la distribución.
  12. Se cubre apenas, toda la torta, con algo de la mermelada.

    Baño.

  13. Picar el chocolate. Calentar la leche y volcarla sobre el chocolate.
    Mezclar hasta que esté disuelto. Mantener en un baño María y agregar la manteca pomada.
    Mezclar hasta incorporar la manteca.
  14. Retirar del baño María. Poner un poco del baño en un cucurucho de papel.
  15. Volcar el resto sobre la torta cubriéndola totalmente.
  16. Escribir con el cucurucho la palabra Sacher en el medio.

Receta paso a paso

Torta Sacher, deliciosa, famosa y conocida en todas partes del mundo fue creada por Franz Sacher en el año 1832.
Franz Sacher era el chef pastelero del mariscal Metternich.
Esta deliciosa torta recién fue reconocida 1876 cuando su hijo fundó el famoso Hotel Sacher en Viena que hoy día contínua su fama a través de las delicias que elaboran.
Si bien fueron varias las opiniones sobre su relleno y su baño, la versión que predominó fue la defendida por el Hoter Sacher de rellenarla al medio con mermelada de damascos y después cubrirla con la misma mermelada y bañarla con chocolate. Tener en cuenta una regla infaltable cada vez que uno la realiza debe ponerle su nombre en la torta.

Clásica Chocotorta

Se mojan las galletitas, se mezcla dulce de leche con queso crema, y se intercalan un piso de mezcla, un piso de galletitas. La clásica Chocotorta está lista.

Tan fácil como inesperado que se haya convertido en la vedette de cumpleaños, mesas familiares, casamientos y, ahora también, heladerías premium y restós gourmet.

El fenómeno es nacional. Pero no sólo popular. La sofisticación gourmet decora a la chocotorta con flores comestibles

Uno de los secretos de su éxito es que es fría –apta para que la preparen los chicos sin los riesgos del horno–, pero también puede volverse helado. En Persicco hay sabor de chocuquina con pedacitos de galletitas de verdad.

La chocotendencia surge por la revalorización de la comida made in Argentina, caserita y de los sabores de la infancia. La moda va in crescendo.

El fenómeno está armado mitad por un paladar nacional adicto al dulce de leche y mitad por una generación con alma de niño que no quiere pasar a la crema con duraznos en almíbar: “En todos los cumpleaños que he ido había torta de chocotorta… Me parece que tiene que ver con una onda retro cool y una reminiscencia a la infancia”, cuenta Ana, de 29 años”. 

Chocolina

La receta de la Chocotorta ha venido por treinta años en el paquete de las galletitas Chocolinas de Bagley:

  • 2 paquetes de Chocolinas
  • 1 pote de dulce de leche
  • 1 pote de queso crema (Mendicrim o Casancrem)

En el portal Minuto Uno.com por ejemplo, discuten entre los lectores:

  1. ¿En qué se mojan las galletitas?
  • En leche
  • En leche chocolatada
  • En café
  • En café con un chorrito de whisky
  • En almíbar
Cada quien tiene su preferencia, pero en algo hay que humedecerlas – esto es esencial para que la Chocotorta salga bien, así como un mínimo de 6-8 horas en la heladera.
Y voilà!
¿Qué otros sabores de la infancia recuerdan?
A mí me vienen a la cabeza las Mielcitas, el Naranjú (que vendían congelado en el kiosko del colegio, y luego te quedaba la lengua naranja o fucsia),  el chupetín Topolin, el turrón que se preparaba con las galletitas Criollitas, se acuerdan?
¡¡¡Uy, miles de cosas!!!

3 comentarios sobre “Chocolate a Morir

  1. La Sachertorte, más comúnmente llamada Sacher, es una tarta austriaca de chocolate considerada la especialidad nacional.
    Receta La tarta Sacher consiste en dos capas de bizcocho de chocolate con una fina capa de mermelada de albaricoque en el centro, y recubierta por encima y los costados por una capa de chocolate glaseado negro. La gruesa capa que la cubre permite que se conserve períodos de tiempo largo. Tradicionalmente, se suele acompañar de nata montada. Muchos vieneses, en efecto, consideran la Sachertorte demasiado “seca” como para comerla sola. Hoy en día hay muchas versiones de la receta, sin embargo la receta original sigue siendo un secreto muy bien guardado.
    La propiedad de la receta no ha estado ajena a problemas que han llegado hasta la corte de Viena. Una vez un pastelero vienés se enfrentó con el Hotel Sacher para reclamar el derecho de la receta, sin embargo luego de siete años en tribunales, se dio la razón al Hotel Sacher.
    La Sachertorte original está protegida por marcas de fábrica y es fabricada con ingredientes naturales y sin conservantes.

  2. me gustarìa que esta y otras recetas sean enviadas a mi correo, les voy a agradecer muchisimo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s