Hambre bajo amenaza

Bacalao en salsa verde con espárragos trigueros

El bacalao y otros pescados en salazón son, como todo producto del mar, una inmensa fuente de salud por sus altas propiedades nutritivas y dietéticas. Y en concreto, el llamado bacalao salado, tiene poca cantidad de grasa y es fuente de proteínas animales, […]

El bacalao y otros pescados en salazón son, como todo producto del mar, una inmensa fuente de salud por sus altas propiedades nutritivas y dietéticas. Y en concreto, el llamado bacalao salado, tiene poca cantidad de grasa y es fuente de proteínas animales, de vitaminas y sales minerales.

Los salazones en general y el bacalao salado en particular en sus múltiples presentaciones (curado, desalado refrigerado, desalado congelado) aportan una serie de propiedades adicionales que lo convierten en un alimento especialmente saludable y nutritivo:

  • El contenido proteico del bacalao se sitúa entre el 17 y 18%. Sus proteínas presentan un alto valor biológico, siendo un alimento de fácil digestión, con elevada cantidad de lisina, muy importante durante el crecimiento.
  • Con un 0,5% de grasa, constituida principalmente de ácidos grasos poliinsaturados Omega-3, el bacalao ayuda a reducir el nivel de colesterol en sangre, y contiene propiedades anti-inflamatorias.
  • Es fuente de minerales (potasio, sodio, fósforo, selenio y magnesio) y aporta vitaminas liposolubles (A y E) e hidrosolubles (B1, B2, B3, B6 y B12).

Sin embargo, las propiedades del bacalao como alimento van más allá de lo estrictamente nutricional: es un producto enraizado en una larga tradición alimenticia, que todos recordamos en nuestras despensas de la infancia; se trata de uno de los cada vez más escasos pescados salvajes; su captura proviene de bancos pesqueros cuidados y sostenibles; y, finalmente, da lugar a innumerables y sabrosas posibilidades gastronómicas.

Bacalao
  • 4 trozos de Bacalao Lomo Alde 180 gr
  • AOVE
  • 200 ml. De caldo de pescado
  • 2 dientes de ajo
  • Perejil

Espárragos

  • 16 espárragos
  • Sal

Para los espárragos. Cocer los espárragos en abundante agua hirviendo con sal durante un minuto. Colar y enfriar rápidamente en agua helada y salada. Una vez fríos, escurrir. Con ayuda de una puntilla quitar solo la primera piel sin dañar la verde. Separar las puntas o yemas y laminar.

Para el Bacalao en salsa verde. Calentar en una cazuela a fuego suave el aceite de oliva con el ajo picado. Cuando comience a ‘bailar’, añadir los trozos de bacalao con la piel hacia arriba. Comenzar a menear la cazuela lentamente para que no se agarre al fondo y comience a soltar su jugo y su gelatina, con los que se conseguirá ligar la salsa.

Sin dejar de mover, agregar poco a poco el caldo de pescado. Cocer durante 8 a 10 minutos. Antes de terminar la cocción incorporar el perejil picado y las puntas de espárragos, dar un último meneo a la cazuela para dejar la salsa completamente emulsionada. Escurrir y reservar.

Presentación. En el centro del plato colocar las láminas de espárrago formando un tapete, por encima el lomo del bacalao, las puntas, y napar el conjunto con la salsa verde.

Beneficios para la salud

  • Pocas Calorías: ideal para una dieta sana.
  • No contiene azúcar: apto para diabéticos.
  • Tiene las mismas proteínas que la carne: estimula el crecimiento.
  • Rico en calcio: combate la osteoporosis.
  • Rico en fósforo: ayuda al correcto funcionamiento del cerebro.
  • Rico en flúor: combate la aparición de cavidades dentarias.
  • Rico en yodo: estimula el funcionamiento de las glándulas tiroides.
  • Rico en potasio y bajo en sodio: adecuado para el consumo por personas con elevada presión arterial.
Brownies con nueces de macadamia y chocolate con arándanos

Brownies de macadamia

El chocolate ecuatoriano, Pacari, considerado como uno de los mejores chocolates en barra del mundo, tiene un proceso orgánico que se sigue en su elaboración, lo que le ha otorgado el reconocimiento a nivel internacional.

Pacari trabaja con más de tres mil familias de pequeños productores de cacao orgánico certificado y biodinámico de las zonas tropicales del Ecuador, a quienes ayuda a mantener su nivel de vida. Una labor que se enmarca claramente en lo que representa el Comercio Justo. En este camino, hasta conseguir el producto, hay una apuesta decidida por la sostenibilidad ambiental y una comprometida visión social.

  • ½ barra de chocolate Pacari de esmeraldas 60%
  • 1 taza de mantequilla
  • 5 huevos
  • ½ taza de azúcar
  • ¾ taza de harina
  • 3 barras picadas de chocolate Pacari con arándanos
Brownies
  • Calentar el horno a 350°C.
  • Derretir a baño María el chocolate Pacari de esmeraldas 60% y la mantequilla.
  • Batir los huevos con el azúcar.
  • Incorporar el chocolate con la mantequilla a la mezcla del azúcar y los huevos.
  • Agregar la harina y batir hasta que obtengamos una mezcla homogénea y cremosa.
  • Agregar el chocolate picado Pacari con arándanos.
  • Hornear por 45 minutos, hasta que la parte de arriba comience a cuartearse.

Chutney de Mango

Al guardar las conservas, todas deben ser rotuladas con su fecha de elaboración. Este chutney puede durar 6 meses, siempre en un lugar fresco y sin luz para evitar que se dañen.

Receta: Espacio Culinario

  • 2 kilos de mangos
  • 1 diente de ajo picado
  • 1 ají rojo picado
  • 400 g de azúcar
  • 1 taza de vinagre
  • 2 trozos de jengibre rallado
  • ½ taza de pasas

Instrucciones 

1. Agregar azúcar y vinagre en una olla y hervir hasta reducir a la mitad

2. Pelar los mangos y picar en cubos, incorporar con el ajo, el ají, el jengibre y las pasas

3. Hervir por unos 40 minutos o hasta que espese

4. Repartir aún caliente en frascos esterilizados.

Champiñones

  • 500 ml de vinagre
  • 250 ml de agua
  • 2 dientes de ajo
  • pimienta en granos
  • 2 hojas de laurel
  • sal
  • 4 ramitas de tomillo
  • 1 kilo de champiñones
  • 1 tira de cáscara de limón
  • Aceite de oliva

1. Verter el vinagre, el agua, los dientes de ajo, los granos de pimienta, la sal y las ramas de tomillo en una olla 2. Calentar hasta que rompa el hervor y bajar el fuego, cocinar suavemente por 30 minutos 3. Añadir los champiñones a la olla y cocinar a fuego suave por 10 minutos o hasta que estén cocidos. Retirar y escurrir
4. Acomodar los champiñones, la cáscara de limón, el laurel y resto de las ramitas de tomillo en frasco esterilizado caliente 5. Cubrir por completo con el aceite y pinchar con una brocheta para que no quede aire
6. Los champiñones deben dejarse marinar por al menos 2 semanas y duran hasta 6 meses.